en colaboración con las comunidades autónomas

008. Limpieza manual de máquinas de impresión offset: exposición a disolventes orgánicos

DESCRIPCIÓN DE LA SITUACIÓN DE TRABAJO: 

El proceso de impresión Offset se divide en 3 etapas: pre-impresión, impresión y post-impresión. La etapa de post-impresión consiste fundamentalmente en la limpieza de los rodillos entintadores, tinteros, cilindros de impresión, cubetas, etc. que han quedado impregnadas por el uso de tintas y barnices.
Para realizar esta tarea, el operario retira las piezas a limpiar de las maquinas de impresión offset y las lleva, bien con la ayuda de otro operario o de medios auxiliares, hasta los bancos de lavado donde se procede a su limpieza ya sea vertiendo el producto de limpieza sobre la pieza y frotando manualmente con trapos o, directamente, frotando con los trapos impregnados en disolventes. Cuando no es posible desmontar las piezas, esta tarea se realiza en la propia máquina.

Ver figura 1, "Máquina offset multicolor", figura 2, "Limpieza manual de rodillos no desmontables de máquina offset" y figura 3, "Banco de lavado para piezas desmontables".

Durante la realización de esta tarea, el trabajador puede inhalar los vapores orgánicos que se liberan y entrar en contacto con los disolventes debido a las propias operaciones manuales que realiza o bien debido a derrames y salpicaduras.

AGENTES QUÍMICOS: 

Los agentes químicos que pueden estar asociados a esta situación de trabajo son disolventes orgánicos, que se utilizan bien solos, mezclados entre si o mezclados con detergentes o agua. Algunos de los disolventes utilizados en esta tarea de limpieza, agrupados por familias y de acuerdo a su grado de uso, son:

FAMILIA                                                DISOLVENTES
USO MÁS FRECUENTEUSO MENOS FRECUENTE

Cetonas

Metiletilcetona (MEK), metilisobutilcetona (MiBK)

Acetona, ciclohexanona

Alcoholes

Alcohol etílico, propanol

Metanol, isopropanol, isobutanol, n-butanol

Esteres

Acetato de etilo

Acetato de metilo, de isobutilo, de etilenglicol

Hidrocarburos halogenados

 

Tricloroetileno, 1,1,1-tricloroetano

Hidrocarburos alifáticos

n-pentano, n-heptano y derivados

n-Hexano y derivados

Hidrocarburos aromáticos

Tolueno

Xileno, etilbenceno, etiltoluenos, propilbencenos

Mezclas de composición variable

White spirit

Naftas aromáticas con % variables de xilenos, propilbencenos y 1,3,5 trimetilbencenos   (Coal tar nafta, disolvente de Stoddard)

 

DAÑOS PARA LA SALUD: 

Aunque la realización de esta tarea puede comportar otros riesgos, aquí solo se tratarán los derivados de la exposición a disolventes orgánicos.
Las vías de entrada más importantes de los disolventes orgánicos son la vía inhalatoria y la vía dérmica.
Los disolventes de limpieza son de composición muy variable, por lo que es muy importante consultar las fichas de seguridad de los productos utilizados para conocer  los daños para la salud específicos de los productos concretos que se utilicen en cada empresa.
Como guía, se indican a continuación los daños para la salud generales derivados de la exposición a disolventes orgánicos y en el Anexo 3  se detallan los específicos de los disolventes orgánicos de uso más frecuente así como de algunos de los que se utilizan con frecuencias menores.
Los efectos provocados a corto plazo o agudos (exposiciones a cantidades elevadas de disolventes en periodos de tiempo cortos) suelen ser alteraciones reversibles si cesa la exposición. Son fundamentalmente:

  • Irritación ocular.
  • Irritación del tracto respiratorio superior.
  • El contacto con la piel puede provocar eczema e irritación cutánea, ya que los disolventes disuelven las propias grasas de la piel.
  • Efectos sobre el sistema nervioso central (SNC), como somnolencia, dolores de cabeza, náuseas, vómitos, mareos, etc. Si la exposición a elevadas cantidades se prolonga, los efectos sobre el SNC pueden acarrear la pérdida de conocimiento y llegar a provocar la muerte.

Los efectos a largo plazo o crónicos (exposiciones frecuentes y en periodos de tiempo largos), aunque igualmente muy graves, no son tan evidentes. Muchas veces los síntomas leves iniciales como lagrimeo, mareos, disminución de la comprensión, etc., son atribuidos a la edad, a los hábitos sociales o a otras causas subjetivas exteriores. A largo plazo los disolventes pueden tener efectos tóxicos en casi todos los órganos del cuerpo humano:

  • Efectos en el sistema nervioso central.
  • Efectos en los riñones.
  • Efectos en el sistema digestivo: pérdida de apetito, náuseas, mal sabor de boca, incluso algún disolvente puede tener efectos en el hígado.
  • Efectos en los pulmones: dificultad respiratoria.
  • Efectos en la piel: casi todos los disolventes pueden ser absorbidos por la piel normal, produciendo enrojecimiento, urticaria y sequedad.
  • Cáncer: algunos son cancerígenos (tricloroetileno) y otros pueden facilitar la aparición de tumores.
  • Efectos sobre la reproducción y el feto: Se sospecha que el tolueno puede producir daños en el feto. En general, los disolventes pueden transmitirse al niño por la leche materna durante la lactancia.
FACTORES DE RIESGO MÁS IMPORTANTES: 

Características específicas de los disolventes utilizados:

  • Capacidad de los disolventes para pasar al ambiente (volatilidad).
  • Grado de solubilidad en lípidos (liposolubilidad), de gran influencia tanto en la absorción vía dérmica como por vía inhalatoria (en los alvéolos).
  • Porcentaje de disolventes orgánicos en el producto de limpieza utilizado.

Ausencia o deficiencia de medidas preventivas adecuadas:

  • Máquinas especificas de lavado sin sistemas de extracción localizada o con deficiencias.
  • Ventilación general por dilución deficiente del lugar de trabajo.
  •  No utilización o mal uso de equipos de protección individual.

Ausencia o deficiencia de procedimientos de trabajo adecuados

Condiciones especificas de trabajo:

  • Temperatura de las superficies a limpiar.
  • Condiciones ambientales: Temperatura del local.
  • Posición de la cabeza del operario con relación a la superficie a limpiar.
  • Proximidad de trabajadores a los focos de emisión.
  • Ausencia de aislamiento de la tarea.
  • Alto número y proximidad de focos de emisión, especialmente cuando la limpieza es directa en las maquinas por no poder retirar los rodillos o cilindros de las mismas.

Carga de trabajo y duración de la tarea: Depende de cada proceso productivo (nº de pedidos, complejidad de impresión, cantidad de tinta seca, cantidad de fibras e hilos de papel, etc.), lo cual influye en el tiempo de exposición

Otros factores a considerar son:

  • Susceptibilidad individual y patologías previas del trabajador.
  • Situación de embarazo y lactancia natural de la trabajadora.
  • El habito de fumar.
MEDIDAS PREVENTIVAS: 

Una vez identificados los factores de riesgo deben adoptarse medidas preventivas dirigidas, en primer lugar, a eliminar el riesgo. Cuando ello no sea posible habrá que implantar medidas preventivas de control y de protección del trabajador para reducir el nivel de riesgo.

MEDIDAS DE ELIMINACIÓN DEL RIESGO
Sustituir los disolventes orgánicos por:

  • Agua caliente y cepillos.
  • Agua a presión.
  • Agua con detergente.
  • Uso de productos de limpieza basados en aceites vegetales (por ejemplo aceite de soja).

MEDIDAS DE REDUCCIÓN Y CONTROL DEL RIESGO

1. Medidas sobre el agente químico

  • Sustitución de los productos de limpieza que contengan los disolventes orgánicos con efectos más graves, especialmente los clasificados como cancerígenos, por otros menos dañinos.
  • Uso de productos de limpieza basados en emulsiones en base acuosa (por ejemplo: disoluciones acuosas de tipo terpeno, como d-limoneno).

2. Medidas sobre el proceso

  • Utilización de maquinas de impresión dotadas de limpieza automática de alta presión (véase la figura 1).
  • Utilización de baños de lavado, manuales o automáticos, dotados de sistema de extracción localizada (véase la figura 2).
  • Los caudales de aspiración del sistema de extracción se ajustarán a las características físicas y toxicológicas de los contaminantes generados, implantando un sistema de controles periódicos que permitan garantizar su eficacia. En base a las características de los agentes químicos asociados a esta tarea se recomienda una velocidad mínima de captura de contaminantes de 0,5 a 1,0 m/s y una velocidad en conducto de entre 5,0 y 10,0 m/s.

Ver figura 4, "Sistema de limpieza automática" y figura 5, "Limpieza manual con sistema de extracción localizada".

3. Medidas sobre el local

Ventilación general por dilución, preferentemente forzada (véase figura 3), con un diseño adecuado al lugar de trabajo. No se puede recomendar una tasa de ventilación determinada debido a la alta variabilidad de las composiciones de los productos de limpieza. Como orientación, para el caso de los disolventes orgánicos, la cantidad de aire recomendada por cada litro de disolvente evaporado oscila entre 400 y 5000 metros cúbicos de aire.

Ver figura 6, "Ventilación general forzada. Las flechas indican la dirección adecuada del aire con relación al trabajador".

La ventilación general por dilución se recomienda durante las operaciones de limpieza que deban realizarse directamente en la máquina offset, siempre que los contaminantes sean de baja toxicidad, sus niveles de concentración sean bajos y existan múltiples focos de contaminación que hagan que los sistemas de extracción localizada no sean viables.
Dado que los vapores de los disolventes orgánicos pueden formar mezclas explosivas con el aire, se recomienda a la hora de diseñar los sistemas de ventilación, tener en cuenta el límite inferior de inflamabilidad y las cantidades utilizadas de cada disolvente, así como la extensión de la posible zona ATEX generada, asegurando que los equipos de ventilación son adecuados a la clasificación de la zona donde se van a colocar y que no existen fuentes de ignición en la misma.

4. Medidas sobre el método de trabajo y la organización

  • Separación de la operación de limpieza de piezas desmontables a un lugar aislado para afectar al menor número posible de operarios.
  • Rotación de puestos de trabajo.
  • Se seguirán los procedimientos establecidos para la limpieza y, cuando sea posible, se utilizarán sistemas de dosificación con el fin de dispensar las cantidades estrictamente necesarias.

En especial:

  • Se mantendrán los recipientes de los disolventes y los de recogida de residuos cerrados cuando no estén en uso.
  • Se utilizarán contenedores especiales, preferentemente con cierre automático, para los trapos utilizados en la limpieza. En cualquier caso deben permanecer cerrados.
  • Los recipientes deben estar bien señalizados.
  • Se recogerá lo más rápidamente posible cualquier derrame que se produzca y los residuos se depositarán en el contenedor indicado.

5. Señalización

En la zona de trabajo, se colocará señalización que alerte del peligro que supone para la salud de los trabajadores la inhalación de vapores de disolventes orgánicos.

6. Medidas de higiene personal

  • No se debe comer, beber, fumar ni maquillarse en la zona de trabajo. Fuera de la zona de trabajo, se mantendrá una estricta higiene antes de comer, beber, fumar, maquillarse y utilizar el baño, así como al final del turno de trabajo.
  • Los trabajadores deberán disponer de:
    • armarios / taquillas en los que guardar la ropa de trabajo o de protección y la de vestir de forma separada
    • un área de aseo con servicios higiénicos, duchas y lavamanos. Es aconsejable la utilización de jabón neutro y crema hidratante para las manos.
    • de duchas y fuentes lavaojos.
  • Se recomienda que el empresario gestione la limpieza, descontaminación y sustitución, en su caso, de la ropa de trabajo.
  • Además, en esta situación de trabajo es importante:
    • evitar el uso de disolventes para la limpieza de manos.
    • cuando se utilicen papel o paños para limpiar restos de disolvente, se desecharán de inmediato, evitando llevarlos en los bolsillos de la ropa de trabajo.

MEDIDAS DE PROTECCIÓN INDIVIDUAL DEL TRABAJADOR

Utilización de equipos de protección individual

El empresario deberá proporcionar al trabajador los equipos de protección individual (EPI) adecuados a su tarea. Los EPI contarán con marcado CE, folleto de instrucciones y los trabajadores deberán utilizarlos teniendo en cuenta las prescripciones específicas indicadas por el fabricante de cada uno de ellos y los procedimientos de trabajo establecidos.

Concretamente para este tipo de contaminantes, los equipos de protección individual necesarios son los siguientes:

Guantes de protección contra riesgo químico

Los guantes de protección contra riesgos químicos deben seleccionarse teniendo en cuenta la composición de los productos de limpieza y el tiempo de exposición (o contacto o utilización).
Debido a la gran variabilidad en la composición de los productos de limpieza, no se puede recomendar un material de guante determinado adecuado para todos ellos.
La tabla, que se da a continuación como guía, recomienda los materiales a seleccionar como primera opción, para proteger de la exposición a los agentes químicos que con más frecuencia se pueden encontrar en los productos de limpieza que se utilizan en esta tarea, así como los que podrían seleccionarse como segunda opción y los que no deberían utilizarse por no ser adecuados.

DISOLVENTESPRIMERA OPCIÓNSEGUNDA OPCIÓNUSO DESACONSEJADO

Acetona

Goma

Neopreno

PVC

Butanol

Vitón, goma, neopreno

Ninguno

Ninguno

Hexano

Vitón, goma

PVA

Goma, PVC

Alcohol isobutílico

Vitón, goma, neopreno

Ninguno

PVC

Isopropanol

Vitón, goma, neopreno

PVC

PVA

Metanol

Goma, neopreno

PVC

PVA

Cloruro de metileno

Ninguno

Goma

PVC

Metiletilcetona

NingunoGomaPVC

Metilisobutilcetona

NingunoGoma, PVANeopreno, PVC

Nafta

Vitón, PVANingunoGoma, neopreno

Pentano

Vitón, gomaPVAPVC

Percloroetileno

Vitón, PVANingunoGoma, neopreno, PVC

Alcohol propílico

Vitón, goma, neoprenoNingunoNinguno

Tolueno

VitónPVAGoma, neopreno, PVC

Xileno

Vitón, PVANingunoGoma, neopreno, PV
Fuente: The United autoworkeres (EEUU) · PVA: Alcohol Polivinilico

El nivel de prestación, que se establece en función del tiempo que tarda el agente químico en atravesar el material del guante (“tiempo de paso”), se debería seleccionar teniendo en cuenta el tiempo de contacto previsible. Por ejemplo:

  • para uso continuado: nivel de prestación 6 (tiempo de paso > 480 min).
  • para uso intermitente: nivel de prestación 3 (tiempo de paso > 60 min).

Los guantes de protección contra riesgos químicos a utilizar en esta tarea deben además proteger contra los riesgos mecánicos que se puedan presentar durante su realización.

Protección ocular

Se recomienda el uso de gafas de montura integral para proteger de los vapores y salpicaduras de líquidos.

Ropa de protección frente a salpicaduras de líquidos

Se recomienda el uso de chaquetas, mandiles y manguitos fabricados con materiales resistentes al tipo de disolvente utilizado.

Calzado de seguridad, de protección o de trabajo resistente a los productos químicos

Para su elección se deberán tener en cuenta los productos químicos utilizados así como otras propiedades específicas necesarias como resistencia mecánica, resistencia a la perforación, propiedades antiestáticas, etc.

Equipos de protección respiratoria con filtros adecuados

El uso de equipos de protección individual respiratoria puede estar indicado en las siguientes situaciones:

  • Cuando las medidas de control técnico, pese a su buen diseño e implantación, no garanticen una exposición por vía inhalatoria inferior al Valor Límite establecido.
  • Provisionalmente mientras se adoptan o mejoran las medidas de control técnico.
  • En operaciones puntuales o excepcionales en las que no resulte posible o razonable implantar medidas de control técnico.
  • Como complemento, a petición voluntaria de los trabajadores.

Se recomienda el uso de protección respiratoria (media mascara) dotada de dispositivos filtrantes contra vapores orgánicos: filtro tipo A contra gases y vapores orgánicos con punto de ebullición superior a 65 ºC, banda de color marrón.

Protección de las trabajadoras embarazadas y en periodo de lactancia natural

El empresario debería retirar a las trabajadoras embarazadas y en periodo de lactancia natural de las tareas de limpieza con disolventes orgánicos.

EVALUACIÓN DE LA EXPOSICIÓN: 
  • Una vez implantadas las medidas de control técnico, a efectos de comprobar la eficacia de las mismas, se debe llevar a cabo una evaluación del riesgo por exposición a agentes químicos basada en mediciones, que permitan la comparación de la exposición con los valores límite ambientales establecidos. Esta evaluación servirá para comprobar la efectividad de las medidas preventivas adoptadas y también para precisar la elección de los EPI, si fueran necesarios.
  • La toma de muestra y análisis se realizará, preferentemente, por los procedimientos descritos en los métodos del Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo.
  • La estrategia de medición, incluyendo en el numero de muestras, la duración y la oportunidad de medición tendrá en cuenta lo dispuesto en la Guía Técnica del Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo para la evaluación y prevención de los riesgos presentes en los lugares de trabajo relacionados con los agentes químicos.
  • Cuando, de acuerdo con los resultados de la evaluación de la exposición y con los criterios de la Guía Técnica, sea necesario establecer un programa de mediciones periódicas, éstas se realizarán de forma que puedan ser comparables y permitan establecer tendencias y evaluar la eficacia de las medidas de control. Para ello se fijarán los parámetros de la tarea concreta que se esta realizando (p.e. productos que se usan, medidas preventivas de control, etc.) y otras variables como tipo de medición (personal o ambiental).
FORMACIÓN E INFORMACIÓN: 

Información de los trabajadores

El empresario debe informar y proporcionar a los trabajadores instrucciones sobre los siguientes aspectos:

  • Los daños para la salud por inhalación y contacto con disolventes orgánicos.
  • La evaluación de riesgos de los distintos puestos de trabajo y tareas, las medidas preventivas implantadas y la valoración de su eficacia.
  • Las fichas de seguridad de todos los compuestos químicos utilizados.
  • Métodos de trabajo establecidos.
  • Situaciones donde se requiera el uso de equipos de protección individual, incluyendo cómo utilizarlos, cuales son los equipos que deben utilizarse en cada situación, en especial los equipos de protección respiratoria y cómo cuidar los equipos de protección (limpieza, mantenimiento y sustitución).
  • Se proporcionará información complementaria sobre actuación frente a emergencias y para solicitar ayuda exterior (Tel. emergencias: 112, Tel. del Instituto Nacional de Toxicología: 91 56 20 420).

Formación de los trabajadores

Proporcionar formación, teórica y práctica, adecuada y suficiente sobre los riesgos, efectos para la salud y medidas preventivas a adoptar para evitarlos y controlarlos. Se hará especial hincapié en el uso correcto de sistemas de extracción y sistemas de ventilación, métodos de trabajo, uso correcto de equipos de protección individual, etc.

Consulta y participación de los trabajadores

Consultar con los trabajadores y sus representantes la implantación y desarrollo de medidas preventivas para reducir y control los riesgos asociados a las operaciones de limpieza.

VIGILANCIA DE LA SALUD: 

Los trabajadores habitualmente expuestos a la situación descrita deberían ser objeto de una vigilancia específica de su salud.

Para que el programa de Vigilancia de la Salud se ajuste a los riesgos derivados de los agentes químicos presentes en el lugar de trabajo, el empresario debe facilitar información de estos riesgos y las fichas de seguridad de los productos químicos utilizados. Por otro lado, la vigilancia de la salud de los trabajadores de artes graficas debería incluir la aplicación de los protocolos específicos del Ministerio de Sanidad y Consumo: Dermatosis Laborales y Asma Laboral.
El control biológico puede ser útil para obtener información sobre el grado de eficacia de las medidas de prevención y protección adoptadas, por lo que, en el programa de vigilancia de la salud, se debe considerar la inclusión del control biológico de aquellos productos químicos que dispongan de VLB.
DESCARGA: 
Descargar pdfTamaño
basequim_008.pdf3.05 MB